¡Qué de tiempo hacía que no publicábamos por aquí algún post curioso! Ya que por la bitácora de Buzonarte hemos continuado mostrando artículos de utilidad relacionados con el mundo del buzoneo y el marketing, por Textilon queríamos hacer lo mismo, debido a que hacía ya un tiempo que no mostrábamos algo de esta clase. En este caso hemos querido establecer una relación con la música y los hábitos de consumo de los clientes.

cómo influye musica en clientes

Lo cierto es que esta relación lleva estudiándose desde hace ya muchísimos años, pues por todos es sabido que la música es un fuerte estímulo para las personas que la escuchan, siendo capaz de modificar sentimientos y comportamientos. Teniendo en cuenta que en los últimos años, las estrategias de las empresas se están centrando en la creación de experiencias, el empleo de unos elementos sonoros u otros está a la orden del día. Por ello, éste es un aspecto que no debe ser ignorado, y en todo caso correctamente explotado para sacarle partido a un negocio o a una campaña.

1. Un estímulo para el oyente

A pesar de que cada persona le puede dar un significado en especial a una canción (sobre todo en el caso de las más famosas), siempre hay algunas que están especialmente asociadas a un sentimiento (emoción, tristeza, angustia, amor, etc.), por lo que dependiendo de lo que se quiera transmitir se tendrá que utilizar una u otra. Por ello, no es extraño ver que en algunas tiendas de ropa utilizan listas de reproducción más bien marchosas y así animar a los posibles clientes o que en negocios orientados al campo de la salud, lo más habitual es que empleen canciones más tranquilas y relajantes.

2. Potencia la creación de experiencias

Esta clase de estímulos creados, se suelen requerir tanto en comercios, tiendas físicas, oficinas, clínicas y otros establecimientos de atención al público, al igual que en anuncios para televisión, radio u otras plataformas (como canales digitales). La elección final para la canción más adecuada, dependerá del tipo de comercio, producto o servicio que se esté ofreciendo, a qué público nos estemos dirigiendo, qué imagen queremos transmitir y qué comportamiento nos gustaría inducir a los posibles clientes.

Por ello, no es igual que se utilice en un restaurante una música relajada (ideal para una charla, reunirte con amigos o incluso que disfrutes de una experiencia romántica), que otra más intensa (ideal para locales de comida rápida, o incluso bares y discotecas, para fomentar un consumo acelerado de los clientes).

3. La memoria audiovisual es fundamental

Aunque parezca mentira hay varios estudios (entre ellos este) que se han realizado con el paso de los años, que vienen a señalar que los bebés son capaces de recordar canciones que escucharon mientras aún estaban en el vientre materno. Este es un punto muy importante a tener en cuenta (si lo analizamos en un sentido amplio), ya que indica claramente la influencia que la música puede ejercer sobre una persona al escuchar determinadas obras. De esta forma, la utilización de determinadas canciones a la hora de realizar una acción debe ser cuidadosamente estudiada, pues la memoria audiovisual es uno de los potenciales aliados que puede tener una marca, a la hora de hacer recordar a un consumidor la existencia de un negocio o una producto (como puede ser el caso de la canción de “Libre” por Amena, o la empleada por McDonald’s en sus campañas de “I’m lovin’ it”).

4. Puede favorecer la compra por impulso

Uniendo puntos tales como la calidad o el volumen de la música, se puede lograr el favorecer la compra por impulso por parte de los clientes. Al igual que no es recomendable el estudiar escuchando música (ya que distrae), no es la mejor de las decisiones el comprar bajo sus efectos. El hecho de que se utilice música con el pretexto de crear ambiente, puede causar el que aumenten las compras por impulso, pues no se produce un proceso racional igual a la hora de valorar la transacción.

5. Refuerza la imagen de marca

La música y el uso de determinados elementos sonoros ayuda a reforzar la imagen de marca, ya que puede servir para ubicarse no solo en el sector, sino también para identificarse con su público o incluso con determinadas campañas establecidas por la estación del año, fiestas locales o ideas de la propia empresa.

6. Se complementa a la perfección con otros elementos

Los colores, la iluminación, el olor, el servicio al cliente, la organización, decoración y distribución de un local, son algunos de los elementos que se han de tener en cuenta a la hora de establecer la experiencia que se le quiere brindar a un cliente. Todo ello ha de estar orientado a la persuasión para lograr los fines propuestos y el uso de una música adecuada se integra a la perfección con todos ellos.

Para terminar

¡Esperamos que te haya gustado el post de hoy! Hacía tiempo que no publicábamos nada por el blog y nos apetecía hacerlo con un artículo tan curioso como este del audiomarketing. Hay cosas que lógicamente se nos han quedado fuera del tintero, pero en esencia creemos haber tocado algunos puntos clave para poder entender correctamente a este fenómeno. En cualquier caso, por la red hay muchos otros artículos como este de Marketing Directo, en el cual destaca algunos estudios interesantes al respecto.

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

Entradas Recomendadas

Deja un comentario